sábado, 4 de diciembre de 2010

Próximo prefecto de Religiosos: la “hipótesis Maradiaga”

*

maradiaga-228x300

*

El vaticanista Andrea Tornielli publica hoy en su blog un artículo sobre el próximo prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, un nombramiento que Benedicto XVI realizaría próximamente al aceptar la renuncia presentada por el Cardenal Rodé.

***

Se espera en las próximas semanas la decisión de Benedicto XVI sobre el sucesor del cardenal Franc Rodé a la cabeza de la Congregación para los religiosos. Después de la renuncia del brasileño Claudio Hummes como Prefecto de Clero, América Latina no tiene más un jefe de dicasterio en la Curia Romana y por eso se piensa que el nuevo Prefecto de los religiosos puede llegar de aquellas naciones.


Uno de los posibles candidatos es el cardenal Oscar Andres Rodríguez Maradiaga, salesiano, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras). A favor de la opción de llamar a Roma a una de las figuras más significativas del episcopado latinoamericano, en primera línea en criticar una cierta globalización que termina por volverse dañina para los más pobres, jugarían las serias amenazas recibidas por Maradiaga en los últimos meses.


Después del golpe ocurrido en Honduras en junio de 2009, que depuso y expulsó del país al presidente democráticamente elegido tres antes años Manuel Zelaya, y que vio establecerse a Roberto Micheletti, hoy de hecho legitimado con elecciones ocurridas en un clima de miedo y de tensión, entre represión, arrestos arbitrarios y homicidios, varias veces el arzobispo ha sido amenazado. Por meses, reveló él mismo, no pudo celebrar Misa en la catedral, dada la presencia de sicarios listos para “regalarle la vida eterna”. Y de nuevos en los pasados días un disparo de bala rompió un vidrio de la curia de Tegucigalpa.


La llamada a Roma para quitar de situaciones difíciles a prelados sobreexpuestos cuya vida corre riesgos tiene varios precedentes. Uno de los más famosos concierne al cardenal argentino Eduardo Pironio, obispo de Mar del Plata, secretario y luego presidente del CELAM desde 1968 hasta 1975, que fue llamado por Pablo VI a Roma para guiar la Congregación para los religiosos haciéndole dejar el país luego de las amenazas recibidas por parte de la dictadura militar.


Además de la candidatura de Maradiaga, que cumplirá 68 años el 29 de diciembre próximo, alguno ha hablado también de la posibilidad de llamar a Roma al arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, que cumplirá 74 años el próximo 17 de diciembre. Como se recordará, Bergoglio – muy estimado en la Iglesia latinoamericana y en el colegio cardenalicio – había recibido un consistente número de votos en el último conclave, el de la elección de Benedicto XVI. Pero la edad del purpurado, que dentro de un año debería ya presentar la renuncia por haber alcanzado la edad canónica, hace que esta hipótesis sea realmente remotísima.


Es posible, en cambio, que la opción final del Papa Ratzinger caiga sobre un arzobispo latinoamericano (tal vez chileno o brasileño) aún no cardenal. Y que para proteger a Maradiaga se estudien otras soluciones.


***

Fuente: Sacri Palazzi


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***

1 Comentarios:

María Concepción ha dicho

1º Siempre leo La Buhardilla de Jerónimo porque hasta ahora me parecía muy bien informada y orientada, pero hoy me he llevado una desilusión completa. El Cardenal Bergoglio es un enemigo de la tradición de la Iglesia y de la Misa tradicional. Lejos de ser muy apreciado en su país, es mirado con recelo y distancia por los católicos en general, pues ha tenido actitudes reñidas con la línea del Santo Padre Benedicto XVI, como hacerse bendecir e imponer las manos por un obispo protestante estando él de rodillas al miamo tiempo que prohibe la comunión de rodillas en su diócesis y hace cerrar una capilla recupareda de la ruina por un grupo de fieles, en la que un sacerdote venerable y verdaderamente muy apreciado en la Argentina, decía la Misa de Juan XXIII todos los domingos.
2º Las elecciones en Honduras fueron totalmente limpias y el Cardenal Madariaga apoyó la destitución de Zelaya, porque este pretendía cambiar la constitución para reelegirase y adoptó una línea similar a la de Chavez, que lo ha apoyado con entusiasmo. La elección del nuevo presidente de Honduras, que no es MIcheletti, fue realizada bajo la inspección de diversos políticos latinoamericanos, entre ellos parlamentarios chilenos demócratacristianos, quienes dieron fe que las elecciones en Honduras se habían llevado a cabo legal y limpiamente. Me gustaría que el articulista diera los nombres de los "asesinados" por el actual gobiarno de Honduras, pues hacer afirmaciones gratuitas habla muy mal del blog.
Lamento enormemente que se hayan dejado engañar sobre esto temas y les pido de se documenten seriamente para que puedan comprender realmente lo que pasa en la Iglesia de latinoamérica.
Atentamante
María Concepción Lira
Chilena