miércoles, 29 de junio de 2011

29 de junio de 1951: el recuerdo de un testigo

60 años de sacerdocio de Benedicto XVI

*

Imagenes-417

*

Testimonio del Padre Alfred Läpple, amigo y profesor del joven Joseph Ratzinger, sobre el día de la ordenación sacerdotal del Papa Benedicto XVI.

***

La campana de San Corbiniano resonó potente y solemnemente desde el campanario el 29 de junio de 1951, cuando en la catedral de Freising, repleta de gente, ingresaron cuarenta y cuatro diáconos para recibir, de manos del arzobispo de Munich y Freising Cardenal Michael von Faulhaber, el sacramento de la consagración presbiteral (¡en ese entonces nadie hablaba de ordenación!).


Entre los candidatos a la consagración estaban también los hermanos Georg y Joseph Ratzinger. El irrenunciable signo y el elemento esencial del sacramento de la consagración es la imposición de las manos (episcopi manum impositio) unida a la pronunciación de la oración de consagración (oratio consecrationis).


Durante la ceremonia de consagración hubo silencio en toda la catedral mientras el Cardenal Faulhaber impuso las manos a cada candidato. A él lo siguieron muchos sacerdotes, los cuales también dispensaron la consagración. Así también yo las posé en silencio sobre mi amigo Joseph, haciendo una leve presión, de modo que me miró un poco y me reconoció.


Inmediatamente después de la consagración presbiteral, encontré en el Seminario a sus padres (y su hermana María) y los felicité por el inusual acontecimiento de los dos hijos.


Después de las vísperas cantadas por la tarde en la catedral, Joseph Ratzinger fue a mi apartamento del docente (en el segundo piso del Seminario de Freising). Me arrodillé humildemente frente a él y le pedí la bendición de la nueva Misa: Per extensionem manuum mearum…, antigua bendición para sacerdotes con ocasión de la primera Misa). Luego nos despedimos.


Ninguno de los dos podía saber que sólo un año después Ratzinger habría entrado nuevamente a esa habitación, porque en 1952 se convirtió en mi sucesor como docente en el Seminario de Freising.


En Traunstein fueron celebrados, en el mismo día, tres nuevos sacerdotes: Rupert Berger, que luego se convertiría en liturgista, Georg Ratzinger, que sería maestro de capilla de la catedral de Ratisbona, y Joseph Ratzinger, que se convertiría luego en el Papa Benedicto XVI.


Los dos hermanos Ratzinger tuvieron su primera Misa, en latín, el domingo 8 de julio de 1951 en la iglesia parroquial de St. Osvald en Traunstein. Entonces la concelebración no estaba admitida ni siquiera para un par de hermanos.


El hermano menor, Joseph, celebró como su primera Misa, a las siete, la así llamada Misa de los jóvenes. Fue cantada la Misa de Cristo Rey (de 1935) de Joseph Haas. La prédica fue pronunciada por el párroco de Traunstein, Georg Els. A las nueve el hermano mayor, Georg, celebró como su primera Misa la función parroquial, en la que, para honrar a Dios y al nuevo sacerdote músico, se cantó la Misa de Nelson (1798) de Joseph Haydn, dirigida por el director del coro Dr Andreas Hogger. La prédica de la primera Misa fue realizada por el Dr. Hubert Pohlein.


***

Fuente: Il blog degli amici di Papa Ratzinger


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***