martes, 15 de noviembre de 2011

El 1º de enero se creará el segundo Ordinariato Personal para ex-anglicanos

*

5326312414_20ac9a3e2c

*

Será en los Estados Unidos y se convertirá en el segundo Ordinariato, luego del erigido en el territorio de Inglaterra y Gales en enero de este año. Así lo anunció esta tarde el Cardenal Wuerl, Arzobispo de Washington.

***

El Cardenal Donald Wuerl, Arzobispo de Washington, anunció hoy que el nuevo Ordinariato para ex-anglicanos en los Estados Unidos, conforme a las disposiciones de la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus de Benedicto XVI, se establecerá el 1º de enero de 2012, Solemnidad de Santa María Madre De Dios. Ese mismo día se nombrará su primer Ordinario.


Al mismo tiempo, confirmó que el obispo Kevin Vann de Fort Worth, Texas, sucederá al Arzobispo John Myers como Delegado Eclesiástico para la Provisión pastoral, a través de la cual sacerdotes casados anglicanos se convierten en sacerdotes diocesanos en la Iglesia Católica.


El Cardenal Wuerl, delegado de la Congregación para la Doctrina de la Fe para la implementación de la Anglicanorum Coetibus, hizo este anuncio durante la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB), celebrada esta semana en Baltimore.


Durante su discurso, informó que se prepararon y enviaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe un total de 67 expedientes de clérigos anglicanos que quieren ser ordenados sacerdotes en la Iglesia Católica, de los cuales 35 han recibido ya el nihil obstat del dicasterio romano que les permite pasar a la segunda etapa, que incluye una verificación de antecedentes penales, una evaluación psicológica y la obtención de un votum del obispo católico donde el candidato reside y de su autoridad eclesiástica anglicana, si fuera posible.


El Cardenal Wuerl explicó también a los obispos que “si el ordinario del nuevo Ordinariato está casado, puede ser ordenado sacerdote, pero no obispo. Por lo tanto, la ordenación de sacerdotes del Ordinariato tendrá que ser realizada por uno de nosotros. Mi esperanza y mi recomendación es que dado que el ex-anglicano que ahora se convertirá en sacerdote católico vivirá y servirá en la diócesis de uno de nosotros, a pesar de que pertenezca al Ordinariato, cada uno de nosotros se ofrezca, respectivamente, para ordenar al nuevo sacerdote”.


Respecto a las disposiciones litúrgicas de los ordinariatos personales, el Arzobispo de Washington informó que “la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación para el Culto Divino han establecido un órgano interdicasterial que se encargará de establecer disposiciones para las celebraciones litúrgicas de los ordinariatos personales. Sin embargo, desde su erección, un ordinariato tendrá la opción de usar el Misal Romano o el Libro de Culto Divino que ya es utilizado por la Provisión Pastoral o por las parroquias de Uso Anglicano”.


***

La Buhardilla de Jerónimo

***