jueves, 13 de diciembre de 2012

Religiosas anglicanas a la Iglesia Católica. Mons. Newton: “Gracias por vuestra fe y valentía”

*

1355329653

*

Crece el número de ex-anglicanos en el Reino Unido que han elegido entrar en plena comunión con la Iglesia católica. Un grupo de once religiosas anglicanas de la Community of Saint Mary the Virgin será acogido, de hecho, a partir del próximo mes de enero, en el Ordinariato personal de Nuestra Señora de Walsingham, erigido en conformidad con la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus con la cual Benedicto XVI determinó la institución de Ordinariatos, jurídicamente equivalentes a una diócesis, a través de los cuales los fieles anglicanos, de cualquier categoría y condición de vida, pueden entrar en comunión plena con la Iglesia católica, si bien conservando elementos de la propia tradición litúrgica y espiritual.


El grupo de religiosas, cuya edad está entre los 45 y 83 años, incluye también a la superiora de la comunidad, madre Winsome. Las religiosas se unirán a otra hermana anglicana, Carolyne Joseph, de la Society of Saint Margaret, que había sido acogida en el Ordinariato en enero de 2011. Las doce religiosas anglicanas darán vida inicialmente a una asociación pública de fieles dentro del Ordinariato y recibirán el nombre de Sisters of the Blessed Virgin Mary, prosiguiendo su servicio de oración y contemplación, y conservando algunos elementos de la tradición y de la práctica anglicana.


El ordinario de Nuestra Señora de Walsingham, monseñor Keith Newton, ha recordado que la Community of Saint Mary the Virgin – que tiene sede en Wantage, en el condado de Oxfordshire – “está en el centro de la vida religiosa de la Church of England desde la mitad del siglo XIX”. La contribución de la comunidad, agregó el ordinario, “ha sido significativa en particular para contrastar la marginación social de las personas no sólo en Gran Bretaña, sino también en India y en Sudáfrica”.


Las religiosas anglicanas, concluyó monseñor Newton, “han rezado siempre por la unidad de los cristianos y estamos realmente agradecidos por su fe y su valentía”. En el sitio de la Community of Saint Mary the Virgin se lee, entre otras cosas, que la vida comunitaria “se focaliza en el amor por nuestro Señor Jesús, que se expresa en el culto”. La capilla es el lugar principal de la vida comunitaria, donde las religiosas se reúnen cinco veces al día para rezar y para la celebración eucarística.


Según lo establecido, luego de las consultas con las autoridades de la Church of England, las religiosas dejarán su convento y serán hospedadas en una comunidad católica en espera de poder encontrar una sede apropiada para su servicio. Hablando de la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus, la superiora, madre Winsome, ha puesto de relieve que “el ofrecimiento del Papa es un gesto profético que lleva a feliz conclusión las oraciones de generaciones de anglicanos y de católicos que han buscado un camino para la unidad entre los cristianos”. El futuro de la comunidad de religiosas, ha concluido, “consistirá en el cumplimiento de nuestros orígenes y, como parte del Ordinariato, continuaremos muchas de nuestras costumbres y tradiciones, buscando al mismo tiempo crecer en nuestra relación con Cristo a través de la Iglesia más amplia”.


***

Fuente: L’Osservatore Romano


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***