martes, 23 de diciembre de 2008

“Ellos no aman a Jesús…”

*

NamrataNayak

*


La niña que están observando es Namrata Nayak. Su rostro fue desfigurado cuando extremistas hindúes pusieron una bomba en su casa el pasado agosto, buscando matar cristianos.


Me golpea su fuerza y su belleza, transmitidas a través de sus ojos. Uno no ve las cicatrices, debido a la firmeza y plenitud de los ojos de Namrata Nayak.


Sus ojos no temen. Ella no se ve intimidada. Te mira directamente, con una serenidad y seguridad que sólo pueden brotar de una profunda convicción interior. Namrata Nayak sabe quién es. Con 10 años de edad, comprende el mundo en una forma en que muchos de nosotros jamás lo comprenderemos, sin importar qué tanto tiempo andemos por estos ásperos senderos.


Miro su imagen, y veo la misma belleza trascendente, la misma enseñanza, el mismo mensaje dirigido hacia el Cielo, que deduzco de los Íconos de la ortodoxia.


Pero la dejaré hablar a ella misma, porque Namrata Nayak no necesita que nadie hable por ella. Observen su asombroso y heroico testimonio.


“El mundo ha visto mi rostro destrozado por el fuego, ahora ha de conocer mi sonrisa llena de amor y de paz… quiero dedicar mi vida a anunciar el Evangelio”.


“Perdonamos a los hindúes radicales que nos atacaron y quemaron nuestros hogares… No sabían lo que hacían, no conocen el amor de Jesús. Por esta razón, quiero estudiar para que cuando sea más grande, pueda decirles a todos cuánto Jesús nos ama. Ese es mi futuro”.


“La Navidad es un tiempo para agradecer al bebé Jesús que me salvó del fuego, y que salvó mi rostro desfigurado y lastimado… Hay tanto dolor y sufrimiento, y no sé hasta cuándo nos protegerán las fuerzas especiales”, le dijo a Asia News. “Pero la Navidad es un tiempo de gratitud. Temo que mi gente seguirá siendo atacada, pero así es nuestra vida. Si Dios me ha salvado, Él puede salvar también a otros cristianos”.


Namrata… le dijo a UCA News que quería convertirse en misionera para anunciar a Jesús no sólo a sus amigos sino también a sus enemigos. “Fueron nuestros enemigos los que me hicieron valiente y comprometida”.


Interrogada respecto a si tenía miedo de ser cristiana, la niña dijo que no sólo se mantendría cristiana, sino que quería convertirse en pracharak (predicadora). “Quiero cantar y danzar durante la Navidad, distribuir tortas y dulces a todos, y desear un feliz cumpleaños a mi Jesús”.


***


Fuente: The Anchorees


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo


***

4 Comentarios:

Embajador en el Infierno ha dicho

Feliz y santa Navidad para ti y los tuyos, Jeronimo.

Seneka ha dicho

Esto si es "espíritu de la Navidad" ... que miserable me siento frente a esta niña. Que Dios me perdone.

Feliz Navidad, Jerónimo. Que el Santo Niño os colme de toda clase de bendiciones.

Un abrazo en Xto.

rojobilbao ha dicho

Bravo por tan hermosa niña. Es un ejemplo para todos nosotros y desde luego me siento un cristiano de bajísima calidad viendo testimonios como éste.

Anónimo ha dicho

Al leer el texto y contemplar el rostro, lo primero es el estupor...

Luego sentimos la caricia del testimonio de esta hermana en la fe, con sus pocos años de vida, nos adelanta tanto...en la experiencia de la pasión por el Evangelio...

Me enorgullece que ella sea nuestra hermana. Que el Señor la conduzca hacia donde ella quiere llegar....