miércoles, 17 de diciembre de 2008

Las Grandes Antífonas de Adviento

*

o_antiphons_all

*

Comienza hoy la recta final del Adviento, y la súplica de la Iglesia se hace aún más intensa.

Recordamos aquí una bella práctica de la Liturgia Católica, hoy bastante olvidada.

*

Entre las Antífonas que, del 17 al 24 de diciembre, resuenan en los Oficios de Adviento, las más solemnes [se rezan con el Magnificat, en las Vísperas] son las llamadas “Grandes Antífonas”, o “Antífonas O” [Oh], por empezar todas con esa aclamación. Son como las últimas explosiones de las fervientes plegarias del Adviento, y los últimos y más apremiantes llamamientos de la Iglesia al suspirado Mesías.

*

Según Amalario de Metz, estas Antífonas son de origen romano, y probablemente datan del siglo VII. Fueron, en un principio, siete, ocho, nueve y a veces hasta diez y más; pero desde San Pío V se fijó en siete su número. En cada una llámase al Mesías con un nombre distinto. Han sido vaciadas todas en un mismo molde literario y traducidas a una misma melodía musical, siendo, bajo ambos aspectos, composiciones clásicas.

*

Antiguamente, al menos en las abadías, después del Abad y del prior, las entonaban por su orden: el monje jardinero, el mayordomo, el tesorero, el preboste y el bibliotecario, en atención a la afinidad que creían hallar entre cada uno de esos títulos y sus respectivos cargos. Servíanse de viejos cantorales, iluminados con miniaturas y perfiles simbólicos. Todo este aparato y el significado mismo de las Antífonas, llevaban al rezo de las Vísperas de estos días a numerosos fieles, que mezclaban sus voces con las del clero y así disponían progresivamente sus corazones para las alegrías de la Navidad.

*

Las letras iniciales de estas Antífonas (Sapientia, Adonai, Radix, Clavis, Oriens, Rex, Emmanuel), invertidas, forman un ingenioso acróstico de dos palabras: ERO CRAS (estaré mañana), que es como la respuesta atenta del Divino Emmanuel a esos siete llamamientos de la Iglesia.

***

Tomado de “La Flor de la Liturgia” del P. Andrés Azcárate.

Ver también el artículo al respecto de Sandro Magister.

***

2 Comentarios:

Sangre Azul ha dicho

http://www.newliturgicalmovement.org/2008/12/o-antiphons.html

Anónimo ha dicho

Nuevamente muchísimas gracias por toda esta riqueza que nos comparten. Que Dios nuestro Señor bendiga este bello apostolado que realizan.