miércoles, 7 de marzo de 2012

“Releer el Concilio” en la Universidad del Papa

*

 Lateranense--400x300

*

En el año del 50º aniversario del Vaticano II, se ha abierto en la Universidad Lateranense el ciclo de conferencias “Releer el Concilio”, en colaboración con el Centre Saint-Louis de France y la embajada de Francia ante la Santa Sede. En cada uno de los seis encuentros previstos, un historiador y un teólogo examinarán importantes documentos conciliares: las cuatro Constituciones, el Decreto sobre el ecumenismo, la Declaración sobre la libertad religiosa. El rector de la Lateranense, Mons. Enrico Dal Covolo, que ha presidido la primera conferencia, dedicada a la Constitución Sacrosanctum Concilium, ha explicado las finalidades de la iniciativa a Radio Vaticana:


Frente a una situación en la cual muchos interpretan el Concilio de modos diferentes, me parece importante asumir más elementos para poder dar una valoración más segura, más confiable. Y esto debe ser hecho precisamente a nivel científico, como corresponde a una Universidad Pontificia.


*

¿Releer el Concilio significa también enmarcarlo dentro de la gran tradición de la Iglesia, mostrando aquellos elementos de continuidad con ella?


Esta es precisamente la línea del Magisterio del Papa Benedicto XVI que nosotros queremos validar a través de esta investigación – que se inaugura ahora, pero lo haremos a lo largo de estos años – llevada a cabo revisando archivos que hasta ahora no han sido suficientemente consultados.

*

El Beato Juan Pablo II escribió: “Para muchos, el mensaje del Concilio Vaticano II ha sido percibido sobre todo mediante la reforma litúrgica”, que es objeto de la Constitución conciliar Sacrosanctum Concilium…


Considero que la Sacrosanctum Concilium debe ser estudiada nuevamente hoy y atentamente: la liturgia es central en la tradición de la Iglesia. Hay una interacción recíproca entre el modo de celebrar y de rezar y los contenidos de nuestra fe.

***

El profesor Philippe Chenaux, docente de Historia de la Iglesia moderna y contemporánea en la Lateranense y director del Centro de estudios e investigaciones sobre el Concilio Vaticano II de la misma Universidad, enmarcó la Sacrosanctum Concilium desde el punto de vista histórico y espiritual:


Ha sido el primer documento aprobado por el Concilio, al origen de la gran reforma litúrgica post-conciliar. Sin embargo, es un documento que ha quedado un poco en la sombra, respecto a otros, en los comentarios hechos después del Concilio. También porque ha sido superado por la reforma que el mismo documento suscitó en los años posteriores al Concilio. Por o tanto, me parece correcto comenzar esta relectura de los grandes documentos del Concilio con esta Constitución, Sacrosanctum Concilium.

*

La Sacrosanctum Concilium se inscribe en la entera historia de la Iglesia…


Y obviamente ocupa un lugar particular el movimiento litúrgico, que nació al final del siglo XIX, en las grandes abadías benedictinas y que, después de la primera guerra mundial, se trasladó hacia los ambientes de la juventud católica y luego también hacia las parroquias. El mismo Pío XII dedicó una gran encíclica, la Mediator Dei, en 1947, a la liturgia, que es una forma de reconocimiento de este movimiento litúrgico, que luego encontrará su consagración durante el Concilio Vaticano II.

*

¿Cuáles pueden ser definidos los frutos más duraderos de la Sacrosanctum Concilium?


Este documento ha previsto una mejor participación de los fieles en la liturgia. La liturgia es la oración oficial de la Iglesia, y por lo tanto no concierne sólo al sacerdote sino a toda la comunidad de los fieles. Por esto, era también importante introducir, en la liturgia, las lenguas vulgares.


***

Fuente: Radio Vaticana


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***