sábado, 15 de enero de 2011

Declaración del Rev. Newton: “Que el Ordinariato sea un don para toda la Iglesia”

*

610x

*

Presentamos nuestra traducción de la declaración del Reverendo Keith Newton luego de la publicación de su nombramiento como primer ordinario del Ordinariato Personal “Nuestra Señora de Walsingham”.

***

Me siento anonadado por el hecho de haber sido designado por el Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, como el primer ordinario del Ordinariato Personal erigido en Gran Bretaña bajo las provisiones establecidas en la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus. No es un honor que haya buscado o esperado, pero ruego a Dios para que me conceda la sabiduría y la gracia para poder responder a la confianza que el Santo Padre ha puesto en mí.


Mi esposa y mi familia han sido un gran apoyo para mí a lo largo de mi ministerio, y sé que continuarán siéndolo. Me alegró mucho que Gill fuera recibida conmigo en la plena comunión con la Iglesia Católica en la Catedral de Westminster, el 1 de enero del 2011.


Hoy puedo mirar los 35 años de ministerio ordenado con tremenda gratitud. La Iglesia [anglicana] de Inglaterra me nutrió en la fe cristiana, y fue dentro de ella que descubrí, como adolescente, mi vocación al ministerio ordenado que ha significado un servicio tanto en Inglaterra como en África. No veo mi recepción en la Iglesia Católica como un quiebre radical sino como parte de mi continua peregrinación en la fe que comenzó en mi bautismo. Desde mis años de adolescente he deseado y rezado por la unidad corporativa con la Iglesia Católica, y la publicación de la Constitución Apostólica me ha ofrecido la posibilidad de concretar aquel sueño.


Estoy particularmente agradecido con el Arzobispo de Canterbury, el reverendísimo Rowan Williams, por su paciencia y su cortesía para con aquellos de nosotros que hemos estado explorando el modo de seguir adelante en los últimos meses.


La Iglesia Católica, tanto aquí como en Roma, me ha dado un caluroso aliento en dar este paso, y estoy agradecido por las incontables palabras y signos de bienvenida que he recibido de parte de muchos miembros de la Iglesia Católica en los últimos días. Espero que el Ordinariato sea un don para la Iglesia Católica, y espero que, junto con los sacerdotes y fieles que se unan al Ordinariato, seamos de utilidad para toda la Iglesia.

***

Fuente: Catholic Church in England and Wales


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***

Ver también:

- Anglicanorum Coetibus en acción: ha sido erigido el primer Ordinariato


- Mensaje del Cardenal Levada: “un momento único e histórico”