sábado, 15 de enero de 2011

Mensaje del Cardenal Levada: “un momento único e histórico”

*

ancien4

Nuestra Señora de Walsingham

*

Publicamos nuestra traducción del mensaje del Cardenal William Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha sido leído esta mañana en la Catedral de Westminster, durante la ordenación sacerdotal de los ex-obispos anglicanos Andrew Burnham, Joh Broadhurst y Keith Newton.

***

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,


La ordenación sacerdotal de nuestros tres amigos, Andrew Burnham, John Broadhurst y Keith Newton, es una ocasión de gran gozo para ellos y para toda la Iglesia. Habría deseado estar presente con ustedes en la Catedral de Westminster hoy, en orden a demostrar mi propio apoyo personal al tiempo que ellos realizan este paso importante. Desafortunadamente, el compromiso, asumido hace mucho tiempo, de encontrarme con los obispos y teólogos de la India en Bangalore, ha significado mi imposibilidad de estar hoy en Londres. Me alegra, no obstante, el tener la oportunidad de enviar este mensaje, y estoy agradecido con el Arzobispo Nichols por aceptar representarme allí y por su disposición para hacer llegar mis mejores deseos.


La Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado hoy un Decreto erigiendo el primer Ordinariato Personal para los grupos de fieles anglicanos y pastores que desean entrar en la comunión plena con la Iglesia Católica. Este nuevo Ordinariato, establecido dentro del territorio de Inglaterra y Gales, será conocido como el Ordinariato Personal de Nuestra Señora de Walsingham y será puesto bajo el patrocinio del Beato John Hery Newman. Su establecimiento, que marca un momento único e histórico en la vida de la comunidad católica en este país, es el primer fruto de la Constitución Apostólica Anglicaonrum Coetibus, publicada por el Papa Benedicto XVI el 4 de noviembre del 2009. Es mi ferviente esperanza que, al establecer lo que el Santo Padre llama “un mutuo intercambio de dones de nuestros respectivos patrimonios espirituales”, el Ordinariato de Nuestra Señora de Walsingham será una gran bendición no sólo para los que están directamente involucrados en él sino para toda la Iglesia.


El Santo Padre también ha nombrado hoy al Reverendo Keith Newton como el primer ordinario de este Ordinariato Personal. Junto con el Reverendo Burnham y el Reverendo Broadhurst, Keith Newton supervisará la preparación catequética de los primeros grupos de anglicanos de Inglaterra y Gales que serán recibidos en la Iglesia Católica, junto con sus pastores, en Pascua; y también acompañará a los clérigos en la preparación para la ordenación al sacerdocio católico alrededor de Pentecostés. Animo a todos a asistir al nuevo ordinario en la misión que se le ha confiado, no sólo con la oración sino también con toda forma de apoyo práctico.


En conclusión, ofrezco mis mejores deseos personales a estos tres sacerdotes católicos. Ruego a Dios para que los bendiga abundantemente, a ellos y a los demás clérigos y fieles que se están preparando para unírseles e la comunión plena con la Iglesia Católica. En medio de la incertidumbre propia que trae cada período de transición, deseo asegurarles nuestra admiración y nuestra solidaridad en la oración.


En una audiencia que me concedió el 14 de enero del 2001, Su Santidad me pidió que le haga saber que imparte su Bendición Apostólica sobre los ordenandos Andrew Burnham, John Broadhurst y Keith Newton, sobre sus esposas y familiares y sobre todos los demás participantes en este rito solemne.


En Cristo,


Cardenal William Levada

Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe


***

Fuente: Catholic Church in England and Wales


Traducción: La Buhardilla de Jerónimo

***