viernes, 19 de noviembre de 2010

En Inglaterra, más cerca del Ordinariato

*

Ordinariate_Rowan and Nichols_1_

*

El Arzobispo de Westminster y Primado de Inglaterra y Gales, Mons. Vincent Nichols, ha ofrecido hoy una conferencia de prensa sobre la implementación de la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus y el establecimiento de un ordinariato personal en Inglaterra. El sitio web de la Arquidiócesis de Westminster ha publicado hoy esta declaración de los obispos católicos ingleses en la que se brindan mayores detalles sobre el asunto.

***

Declaración sobre la implementación de la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus


Establecimiento de un Ordinariato Personal en Inglaterra y Gales


Es mucho lo que se ha logrado como resultado del diálogo y de las fructuosas relaciones ecuménicas que se han desarrollado entre la Iglesia Católica y la comunión anglicana. Obedientes a la plegaria del Señor Jesucristo a Su Padre Celestial, la unidad de la Iglesia sigue siendo un deseo constante en la visión y la vida de los anglicanos y los católicos. La oración por la unidad de los cristianos es oración por el don de la plena comunión de unos con otros. Nunca debemos cansarnos de rezar y trabajar por esta meta.


Durante su visita al Reino Unido en septiembre, Su Santidad el Papa Benedicto XVI quiso remarcar que la Constitución Apostólica Anglicanorum Coetibus “…debería ser vista como un gesto profético que puede contribuir positivamente en las relaciones que se desarrollan entre los anglicanos y los católicos. Nos ayuda a poner nuestra mirada en la meta última de toda la actividad ecuménica: la restauración de la plena comunión eclesial, en cuyo contexto el mutuo intercambio de los dones de nuestros respectivos patrimonios espirituales nos sirve a todos de un enriquecimiento”.


Ha transcurrido un año desde la publicación de la Constitución Apostólica. La iniciativa del Papa provee el establecimiento de ordinariatos personales como uno de los modos en que los miembros de la tradición anglicana pueden buscar ingresar en la comunión plena con la Iglesia Católica. Como declaró el Santo Padre, se trata de una respuesta a las peticiones recibidas “repetida e insistentemente” por parte de grupos de anglicanos que desean “ser recibidos en la comunión plena individual o corporativamente”. Desde entonces, ha quedado claro que un número de clérigos anglicanos y sus fieles realmente desean llevar a cumplimiento su deseo de entrar en la plena comunión con la Iglesia Católica dentro de la estructura de un ordinariato.


En colaboración con la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) en Roma, los obispos de Inglaterra y Gales han estado trabajando en los preparativos para el establecimiento de un ordinariato a principios de enero del 2011. Aunque pueden surgir dificultades prácticas en los próximos meses, los obispos están trabajando para tratar cada una de ellas tanto a nivel local como nacional.


Cinco obispos anglicanos que desean ingresar en el Ordinariato ya han anunciado su decisión de dejar el ministerio pastoral en la Iglesia [anglicana] de Inglaterra a partir del 31 de diciembre del 2010. Entrarán en comunión plena con la Iglesia Católica a principios de enero del 2011. Se espera que, en ese mismo mes, será publicado el Decreto para el establecimiento del Ordinariato y se anunciará el nombre del Ordinario. Poco después, aquellos ex-obispos anglicanos no retirados cuyas peticiones para ser ordenados hayan sido aceptadas por la CDF, serán ordenados al diaconado y al sacerdocio católico para el servicio en el Ordinariato.


Se espera que los ex-obispos anglicanos retirados cuyas peticiones para ser ordenados sean aceptadas por la CDF serán ordenados para el diaconado y el sacerdocio antes de Cuaresma. Esto les permitirá asistir, junto con el Ordinario y los otros ex-obispos anglicanos, a la preparación y recepción de los clérigos y sus fieles en la plena comunión con la Iglesia Católica durante la Semana Santa.


Antes del comienzo de Cuaresma, aquellos clérigos anglicanos que hayan decidido ingresar en el Ordinariato con grupos de fieles comenzarán un período de intensa formación para la ordenación como sacerdotes católicos.


A comienzos de Cuaresma, los grupos de fieles, junto con sus pastores, serán registrados como candidatos para el Ordinariato. Entonces, en una fecha que será acordada entre el Ordinario y el obispo diocesano local, serán recibidos en la Iglesia Católica y confirmados. Probablemente esto tomará lugar o bien durante la Semana Santa en la Misa de la Cena del Señor el Jueves Santo, o bien durante la Vigilia Pascual. El período de formación para los fieles y los pastores continuará hasta Pentecostés. Hasta entonces, el cuidado pastoral y sacramental de estas comunidades será provisto por el clero local, tal como decidan el obispo diocesano y el ordinario.


Alrededor de Pentecostés, aquellos ex-sacerdotes anglicanos cuyas peticiones para ser ordenados hayan sido aceptadas por la CDF, serán ordenados para el sacerdocio católico. Será precedida por la ordenación al diaconado, en algún momento del tiempo pascual. La formación en la teología y la práctica pastoral católica continuará durante un tiempo apropiado después de la ordenación.


Al responder generosamente y ofrecer una cálida bienvenida a aquellos que buscan la comunión plena con la Iglesia Católica dentro del Ordinariato, los obispos reconocen que los clérigos y fieles que emprenden este viaje de fe traerán consigo sus tesoros espirituales que enriquecerán más la vida espiritual de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales. Los obispos harán todo lo que esté a su alcance para asegurar que exista una colaboración efectiva y cercana con el Ordinariato, tanto a nivel diocesano como parroquial.


Finalmente, con la bendición y el aliento que han recibido de la reciente visita del Papa Benedicto, los obispos católicos de Inglaterra y Gales están decididos a continuar su diálogo con las otras iglesias y comunidades eclesiales cristianas en el camino hacia la comunión en la fe y la plenitud de unidad por la que Cristo oró.


***

Traducción: Arquidiócesis de Westminster


Fuente: La Buhardilla de Jerónimo

***