viernes, 30 de enero de 2009

Castrillón, Fellay, y algunas novedades...

*

Benedicto XVI y Monseñor Fellay

*

En las últimas horas ha habido algunas novedades interesantes en torno a la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X. Por un lado, el Cardenal Castrillón Hoyos, presidente de la Comisión Ecclesia Dei, afirmó en una breve entrevista que Monseñor Fellay ha reconocido teológicamente el Concilio Vaticano II y que sólo quedan algunas cuestiones por aclarar, al mismo tiempo que aseguró: "la plena comunión llegará".


Por otro lado, Monseñor Bernard Fellay, en una nueva entrevista concedida esta vez a la revista Monde & Vie, afirmó en referencia a las discusiones doctrinales que precederán a la regularización que "no se trata de aclarar absolutamente todo sino, más bien, de obtener una clarificación suficiente" y que, respecto a la unidad de la Fraternidad, "en el caso de que haya separaciones, serán muy mínimas".


Ofrecemos nuestra traducción, realizada desde lo publicado por Rorate Caeli, de algunas afirmaciones del Cardenal Castrillón y de la entrevista completa a Monseñor Fellay.


***

Extractos de la entrevista concedida por el Cardenal Castrillón al Corriere della Sera


[Card. Castrillón:] Cuando entregué el decreto firmado a Monseñor Fellay, no sabíamos nada de la entrevista, había sido unos días antes.


¿Y en ese momento?


[Card. Castrillón:] Evidentemente, en ese momento el decreto estaba en manos de los interesados. Prefiero no entrar en detalles porque van más allá de mis competencias. Pero nosotros hemos hecho lo que se debía hacer…


La comunión plena llegará. En nuestras conversaciones, Monseñor Fellay ha reconocido el Concilio Vaticano II, lo ha reconocido teológicamente. Quedan sólo algunas dificultades…


¿Tal vez la Nostra Aetate, la declaración que ha representado un punto de inflexión en las relaciones con los judíos?


[Card. Castrillón:] No, ese no es un problema. Se trata de discutir aspectos como el ecumenismo, la libertad de conciencia…


Menos mal que, mientras tanto, el Papa ha hablado…


[Card. Castrillón:] Las palabras del Santo Padre han dejado claro el pensamiento de la Iglesia también en lo referente a aquel crimen horrendo que es la Shoah.


***

Entrevista concedida por Monseñor Fellay a Monde & Vie


¿Usted esperaba, Excelencia, este levantamiento de las excomuniones?


Lo esperaba desde el 2005, después de la primera carta pidiendo el levantamiento de las excomuniones que había enviado siguiendo el consejo de la misma Roma. Era claro que no se pedía esta carta para luego negarse a levantar las excomuniones. En cuanto al momento en que esto toma lugar, no me lo esperaba. Estos últimos meses, después del asunto del ultimátum, incluso después de haberse resuelto, nuestras relaciones estuvieron muy frías. Luego, yo escribí la carta del 15 de noviembre que se menciona en el decreto y en mi carta a los fieles…

*

¿Este decreto es un signo de la voluntad del Papa?


Yo lo atribuyo, en primer lugar, a la Santísima Virgen. Es un signo manifiesto, con una respuesta casi inmediata. Yo había decidido ir a Roma para entregar el ramillete de rosarios que se había puesto en marcha en Lourdes con esta intención cuando recibí una llamada de Roma invitándome a ir.

*

La satisfacción que ustedes tienen actualmente, ¿se ve atenuada por el resto del camino a seguir?


Es demasiado pronto para decirlo. Acaba de ocurrir un acto de la mayor importancia, por el que estamos verdaderamente agradecidos, pero es muy difícil evaluar en este momento. Aún no pueden verse todas sus implicancias. Todavía hay mucho trabajo por hacer pero tenemos una gran esperanza en la restauración de la Iglesia.

*

¿En qué momento cambiaron vuestras relaciones con Roma?


Desde la elección del actual Papa. Yo antes hablé de la Santísima Virgen pero, a nivel humano, no se debe tener miedo de atribuir a Benedicto XVI lo que está ocurriendo. Es el comienzo de algo que ya se había iniciado con el Motu Proprio. Pienso que el Papa aprecia el trabajo que nosotros hacemos.

*

En este desarrollo, este movimiento, algunos sostienen que han partido demasiado tarde. ¿Usted cree que otros, especialmente dentro de la Fraternidad de San Pío X, pueden considerar que es demasiado pronto?


No puedo descartar todo pero, en el caso de que haya separaciones, considero que serán muy mínimas.

*

¿Usted cree que vuestra situación se resolverá, en primer lugar, a nivel práctico?


Hasta ahora, nuestro plan de trabajo ha sido clarificar primero los problemas doctrinales – aunque no se trata de aclarar absolutamente todo sino, más bien, de obtener una clarificación suficiente – o, de otra manera, correríamos el riesgo de hacer las cosas por la mitad o que esto termine mal.

*

¿Y usted piensa que, más allá de Roma, se intensificarán los contactos?


Ese es el objetivo, como he explicado en Roma diciendo que la situación, como nosotros la proponemos, es ciertamente provisoria pero, al mismo tiempo, pacificadora y permitirá a las almas de buena voluntad ponerse al día. Todo esto se hará, por lo tanto, gradualmente. Y dependerá también de la reacción de la otra parte. Pero no hay a priori, el único a priori es el de la Verdad y la Caridad.

***

4 Comentarios:

Gustavo ha dicho

Por un lado se rumorea que la solución definitiva ocurriría el 2 de febrero que viene.
De leer esta entrevista, se puede inferir que la FSSPX se atendrá a su plan original: 1º aclarar asuntos doctrinarios a su satisfación, y 2º: integrarse en comunión plena a través de la juridicidad canónica que se les ofrezca.
Gustavo

Francesco ha dicho

Gustavo, yo dudo de que el 2 de febrero sea la fecha de la solución definitiva (¡aunque ojalá lo fuera!).

Pienso, sin embargo, que será dentro de este año. Monseñor Fellay habla de una clarificación suficiente... y eso, con buena voluntad de ambas partes (y todo parece que indicar que ésta existe realmente) en unos meses puede resolverse para luego pasar a ver el tema de la juricidad canónica.

Monseñor Fellay cada vez se muestra más lider de la Fraternidad y eso es importante. Es interesante ver, también, la carta de Monseñor Williamson. Son gestos muy fuertes y valiosos de parte de la Fraternidad. Realmente están dando una respuesta acorde a la generosidad del Sumo Pontífice. Y esto solo puede redundar en beneficio de toda la Iglesia.

Sigamos rezando.

gustavo ha dicho

Francesco: Completamente de acuerdo

Gustavo ha dicho

Abundando en lo anterior, ayer domingo asistí a misa a un priorato de la FSSPX, y se leyó un comunicado a los fieles del padre Bouchacourt, superior del distrito de Latinoamerica en el que indica que:
a) Todos los sacerdotes del distrito han cerrado filas trás Mons. Fellay (al decir eso está desmintiendo muchos rumores malintencionados).
b) Que la conversaciones con Roma tomarán bastante tiempo.
Saludos,
Gustavo