sábado, 24 de enero de 2009

Es oficial

*

stpon

*

Presentamos nuestra traducción del Decreto de la Congregación para los Obispos con el que se levantan las excomuniones a los obispos de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X.

*

Por medio de una carta del día 15 de diciembre de 2008 dirigida a Su Eminencia el Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Monseñor Bernard Fellay, también en nombre de los otros tres obispos consagrados el día 30 de junio de 1988 pidió nuevamente la remoción de las excomuniones latae sententiae declaradas formalmente con el Decreto de esta Congregación del día 1 de julio de 1988. En la mencionada carta, Monseñor Fellay afirma, entre otras cosas: “Estamos siempre firmemente determinados en nuestra voluntad de permanecer católicos, y de poner nuestros esfuerzos al servicio de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia Católica Romana. Aceptamos sus enseñanzas con filial disposición. Creemos firmemente en el Primado de Pedro y en sus prerrogativas, y es por esto que la situación actual nos hace sufrir mucho”.

*

Su Santidad Benedicto XVI – paternalmente sensible a la desazón espiritual manifestada por la parte interesada debido a la sanción de excomunión, y confiando en el esfuerzo expresado por la misma en la mencionada carta acerca de no ahorrar esfuerzos por profundizar las necesarias discusiones con la Autoridad de la Santa Sede en los asuntos que permanecen abiertos; a la vez que para alcanzar prontamente una solución completa y satisfactoria al problema planteado – ha decidido reconsiderar la situación canónica de los Obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson, y Alfonso de Galarreta, surgida con sus ordenaciones episcopales.

*

Con este acto, se desea consolidar las relaciones recíprocas de confianza e intensificar y dar estabilidad a la relación de la Fraternidad San Pío X con esta Sede Apostólica. Este don de paz, al término de las celebraciones de la Navidad, busca también ser un signo para promover la unidad en la caridad de la Iglesia universal, e intentar vencer el escándalo de la división.

*

Se espera que este paso sea seguido de una pronta consecución de la comunión completa con la Iglesia de la entera Fraternidad de San Pío X, dando testimonio así de la verdadera fidelidad y del verdadero reconocimiento del Magisterio y de la autoridad del Papa con la prueba de la unidad visible. 

*

En base a la facultad que me ha sido concedida expresamente por el Santo Padre Benedicto XVI, en virtud del presente Decreto, remito la censura de excomunión latae sententiae declarada por esta Congregación el día 1 de julio de 1988 a los obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson, y Alfonso de Galarreta, al tiempo que declaro privado de todo efecto jurídico, desde la fecha presente, al Decreto emanado en esa ocasión.

*

Roma, Congregación para los Obispos, Enero 21, 2009.

***

Ver también

Carta a los fieles de Monseñor Fellay, Superior General de la Fraternidad

Comunicado del Superior General de la Fraternidad

***

6 Comentarios:

rojobilbao ha dicho

No son capaces de decir "Sí,muchas gracias" tienen la necesidad (¿necedad?)de decir "aceptamos y hacemos nuestros todos los concilios hasta Vaticano II, respecto al cual tenemos rservas".

Ser catolico es aceptar los concilios incluidos los que no terminan de gustar. Lo que se puede abominar libremente son de las interpretaciones falsas o interesadas de dichos concilios, pero los concilios debemos aceptarlos TODOS.

Mi confianza en el Papa es muy grande, por ello celebraré esta decisión que no me termina de convencer.

Gustavo ha dicho

¡Que felicidad!
Por fin se hace justicia.
Se advierte en el decreto lo siguiente:
1) Mons. Fellay había pedido expresamente al Papa que se retiren las excomuniones, asegurándole su sumisión al primado de Pedro.
Ello despejó algunas dudas.
2)El decreto se refiere a que se "remite" la pena de excomunión.
Debe ser una formula del Vaticano para deja contentos a todos: No es tan firme como "levantar", y al mismo tiempo es uno de sus varios significados conforme al Diccionario de la Real Acadaemia de la Lengua.
En fin, noticia maravillosa.
Esperemos que la situación jurídica de la FSSPX se regularice a la mayor brevedad para que desde adentro del cuerpo oficial de la única y exclusiva Iglesia fundada por Nuestro Divino Salvador, se siga el combate contra el diablo, que por el momento domina dentro de ese cuerpo oficial muchas plazas fuertes.
En todo caso este paso amerita una gran celebración y un gran brindis (sin descontar las acciones de gracias mediante oraciones a N. Sra.).
Gustavo

Constantino ha dicho

Que extraño que quien pregone sumisiòn absoluta a un concilio pastoral no dogmàtico, diga que la decisiòn del Papa no le termina de convencer...

"En base a la facultad que me ha sido concedida expresamente por el Santo Padre Benedicto XVI... declaro privado de todo efecto jurídico, desde la fecha presente, al Decreto emanado en esa ocasión." Bien claro, y no deja contentos a todos...

Antonio ha dicho

Constantino:
No todas las decisiones de la autoridad tienen por qué "convencernos".
Pero sí es laudable que, convencidos o no, las "celebremos".
Y por sobre todo, sigamos rezando por el bien de la Iglesia. No son tiempos sencillos, no es momento (nunca lo fue, ahora menos) para pelearnos entre nosotros.

Gabriel Mahiques ha dicho

La gente de la Fraternidad hace referencia a la obediencia al Papa pero sobre el CVII ni....
Lo habrán asumido? Que van a hacer con su discurso en contra del Modernismo del CVII? O es que aceptan la autoridad del Papa pero no el CVII?.
Complejo el asunto. Esperemos que asuman el CVII como un concilio valido.

Constantino ha dicho

Gabriel: "Celebre!", "sobre todo, sigamos rezando por el bien de la Iglesia. No son tiempos sencillos, no es momento (nunca lo fue, ahora menos) para pelearnos entre nosotros."
: )