jueves, 3 de julio de 2008

Un rumor interesante...

***

benedicto_palio

***

Circula hoy por la web un interesante rumor acerca de unos posibles cambios en la Sagrada Liturgia.  ¿Vuelve el Latín a la fórmula de Consagración?

***

El Rito de la Misa podría cambiar. Según algunos rumores, Benedicto XVI ha encomendado a la Congregación para el Culto Divino la tarea de estudiar algunas modificaciones en la liturgia. En particular, se dice que el Papa intentaría reinstaurar el Latín para la fórmula de la Consagración Eucarística en las Misas celebradas en vernáculo (es decir, en las Misas celebradas en los distintos idiomas nacionales). Lo mismo podría ocurrir para las fórmulas del Bautismo, la Confirmación, la Confesión y otros Sacramentos. Además, el saludo de la paz entre los fieles durante la Misa, que se realiza actualmente antes de la distribución de la Eucaristía, podría ser trasladado (como en el Rito Ambrosiano) a antes del Ofertorio, para no producir desconcentración antes de la Comunión.

*

Estas modificaciones se unirían a los cambios en la liturgia y en los ornamentos sagrados que el Papa, junto con su Maestro de Ceremonias, Mons. Guido Marini han llevado a cabo en estos últimos meses en vistas a recuperar antiguas tradiciones: la restauración del Crucifijo en el centro del Altar, la distribución de la Comunión a los fieles de rodillas y en la lengua, el regreso de la “férula” de Pío IX, la alteración en la forma del palio (la “tira” de lana blanca con cruces rojas usada por el Papa), la restauración del trono papal usado en un consistorio y la celebración de la Misa de espaldas a la Asamblea [en realidad, “coram Deo” junto con la Asamblea] en enero en la Capilla Sixtina.

*

Tomado de Rorate Caeli

***

5 Comentarios:

Francesco ha dicho

Si llegara a confirmarse, se enmarcaría perfectamente en "la hermenéutica de la continuidad" querida por el Santo Padre.

En cuanto al rito de la paz, el entonces Cardenal Ratzinger ya manifestaba que estaba a favor del cambio en su libro "El espíritu de la liturgia". Y, luego de la ultima asamblea del sínodo de los obispos,pidió a los Dicasterios competentes que, teniendo en cuenta costumbres antiguas y venerables, "estudien la posibilidad de colocar el rito de la paz en otro momento, por ejemplo, antes de la presentación de las ofrendas en el altar” (Sacramentum caritatis 49, nota 150).

Lo de las palabras de la Consagración se acercaría mas a aquello que los Padres conciliares pidieron REALMENTE... Y, por otro lado, no sería su primera intervención en la materia(ya en diciembre de 2006, por medio del Cardenal Arinze, había pedido una traducción más fiel del "pro multis").

Por último, no hay que olvidar que, tal como trascendió hace algunos meses, también se está estudiando el tema de la concelebración...

Todo esto confirma con cuánto empeño el Papa se esfuerza por llegar a aquella "reforma de la reforma" tantas veces evocacada por él, aún antes de ser elegido Obispo de Roma.

Anónimo ha dicho

Me parece muy bien si es cierto.
Pregunta: ¿Que pasó con el cambio de formula en la consagración desde pro omnis a pro multis (en vernáculo y en la misa nueva)?
saludos,
Gustavo

Antonio ha dicho

Gustavo:
Tengo entendido que comenzaría a usarse el "por muchos" con la nueva edición del Misal (que, creo, ya está aprobada).

CabildoAbierto ha dicho

Desde las Siete Colinas se pasaron cuarenta años persiguiendo a Monseñor Lefebvre, y resulta que va a terminar teniendo razón...

Ignacio ha dicho

Desde la discrección, sin hacer ruído, este Papa está consiguiendo reparar la decadencia en la que a caído la Religión Católica en muchas diócesis del mundo. Permitiendo que cualquier sacerdote pueda oficiar según el rito romano en su forma extraordinaria se está recuperando la debida sacralidad de la Santa Misa y esto está influyendo positivamente en los sacerdotes que celebran según el Novus Ordo. Por otra parte esto rumores sobre cambios en la forma ordinaria del Rito Romano sólo demuestran la voluntad del Santo Padre de deshacer todas las desvirtualizaciones que se han hecho del Sacrificio de la Misa. Todo redundará para bien de toda la Iglesia, además de servir de acercamiento a la Iglesia hermana ortodoxa que sigue manteniendo un cuidado exquisito en sus celebraciones litúrgicas.