martes, 1 de julio de 2008

FSSPX: Respuesta al Papa confirmada

*

(Actualizado 02/07/2008)

*

Fellay2

*

En las últimas horas han surgido algunas novedades en torno a las tratativas que llevan adelante la Santa Sede y la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X. Abbé Alain Lorans, encargado de las comunicaciones de la FSSPX, en una nota publicada en Dici (órgano de comunicación de la Casa General de la Fraternidad) confirmó que el 4 de junio pasado, a petición del cardenal Darío Castrillón Hoyos, presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Monseñor Bernard Fellay visitó Roma acompañado por uno de los asistentes generales, Padre Alain-Marc Nély.

*

La fuente refiere que durante la entrevista, se le entregó a Mons. Fellay un memorando en forma de ultimátum, exigiendo una respuesta para finales de junio. El 23 de junio, el diario italiano Il Giornale puso de manifiesto la existencia de este ultimátum y su contenido, del cual se hizo eco la prensa internacional. Por lo cual, a la urgencia del ultimátum, se sumó la presión de los medios de comunicación, afirmó Lorans.

*

El documento del Cardenal Castrillon Hoyos puso cinco condiciones, las cuales ya hemos referido aquí. Según la nota de Lorans, el carácter general, por no decir vago, de las exigencias formuladas por la Santa Sede a la Fraternidad, parece tender más a la obtención de un clima favorable para un diálogo ulterior que a la precisión de puntos determinados. La fraternidad desea que este diálogo sea llevado adelante a nivel doctrinal y que tenga en cuenta todas las cuestiones que, si fueran eludidas, harían correr el riesgo de arribar a un status canónico inapropiado a causa de la prisa. Agrega además, que el retiro de los decretos de excomunión de 1988 otorgaría una serenidad que favorecería el diálogo.

*

Es importante resaltar que la misma nota asegura que la Fraternidad no pretende ejercer un magisterio superior al del Santo Padre, así como tampoco oponerse a la Iglesia. Considera al Papa como Vicario de Jesucristo al que se le ha confiado la tarea de confirmar a sus hermanos en la fe y velar para que cada obispo conserve fielmente el depósito de la fe, citando lo dicho por San Pablo a Timoteo.

*

Según Lorans, en este sentido respondió el obispo Fellay al ultimátum en una carta dirigida a Su Santidad Benedicto XVI, el día 26 de junio último. El Cardenal Castrillón se ha limitado a reconocer la recepción de esa respuesta.

***

ACTUALIZACIÓN (2 de julio)

El reconocido vaticanista Andrea Tornielli, escribe en su blog:

He sabido de fuentes seguras que, al contrario de lo aparecido en ciertos artículos, la respuesta de la Fraternidad a la carta del Cardenal Castrillón no fue de hecho negativa. El Cardenal se siente satisfecho con ella, ha respondido a Fellay y ha entregado con prontitud la carta de la Fraternidad a Benedicto XVI. Transcurrido el plazo de fin de junio, los lefebvristas (sic) piden tiempo pero – parece – buscarán atenerse a los cinco puntos.

***

6 Comentarios:

Lhd ha dicho

Estimados:

Creo que ahora la piedra en el camino es ese empecinamiento ¡justificado en el fondo pero no en la forma! de querer la solución de los problemas doctrinales previo a un acuerdo.
Eso es imposible porque una vez levantadas las excomuniones todo sacerdote y Obispo regular debe ser incardinado (can 265) y ¡eso supone un acuerdo canónico! A lo más Mons. Fellay podrá obtener la promesa de la creación de una comisión para estudiar esos temas o algo parecido. ¡Sigamos rezando!

Anónimo ha dicho

Los redentoristas transalpinos regularizaron relaciones con Roma ¡QUÉ ALEGRÍA!
Ahora le toca a la FSSPX

+Miguel Vinuesa+ ha dicho

Bueno, vamos por buen camino. Yo que no era NADA optimista tengo una media sonrisa. Si Mons. Fellay no se pone de Alter-papa, eso significa que aún hay esperanza de poder solucionar este terrible embrollo.

Francesco ha dicho

Miguel, yo estaba en un principio igual que vos : nada de optimismo... y creo que muchos más estabamos así.

Pero, ya en los días pasados se han empezado a ver "luces de esperanza" y ¡hoy nos encontramos con dos fantásticas noticias!

Esperamos que, con la gracia de Dios, se multipliquen. Nos toca rezar...

Anónimo ha dicho

lhd
Que poca cosa le restará a Mons. Fellay después de su "conversión".

Apenas una "comisión a futuro".
O menos, solamente "algo parecido"

Es lo que merecen los "problemas doctrinales".

No existen "problemas de Fe", claro está.-

Lhd ha dicho

siempre correcto:

Eso es lo que dice el Código de Derecho Canónico que ya sé que para Ud. no rige.

Yo por lo menos quise averiguar la verdad al respecto -no "mi" verdad o "su" verdad sino "la" verdad- por lo que me enteré que por suerte la solución podría estar en que el Papa creara una jurisdicción propia para el o los Obispos que acepten mientras tanto se debaten los problemas doctrinales y antes de que se llegue a un acuerdo formal.

Pero me queda una duda: ¿Ud. seguiría en ese caso a Mons. Fellay o no?